By / 30th abril, 2016 / Gastronomía / No Comments

“La Lamprea” plato milenario, deleite gastronómico de emperadores y nobles medievales. 

EMPANADA DE LAMPREA

                                                              Empanada de Lamprea

Fundado por los romanos y utilizado posteriormente por suevos y visigodos, el puerto de Iria Flavia asistió a lo largo de su historia de numerosos acontecimientos, como el amarre de la barca apostólica, sucesivas invasiones nómadas y la pesca milenaria de un animal primitivo “La Lamprea”  a la que los romanos enviaban desde aquí en grandes vasijas de barro a Roma para el deleite gastronómico de los emperadores.

No es fácil probar Lamprea por primera vez, este pez prehistórico parecido a la anguila o a una serpiente se resiste a morir fuera de su medio acuático. Una vez superada la inicial reticencia a probarla el comensal experimentará una gran experiencia gastronómica gracias a su sabor peculiar que nada tiene que ver con otras especies acuáticas.

La Lamprea se come durante la primavera y es capturada en el río Ulla durante la subida para desovar.

Es un plato que puede prepararse de distintas mareras, guisada, en salsa, a la gallega… pero la forma auténtica de comerla en el municipio de Padrón es en empanada. La empanada de Lamprea era tan apreciada por algunos obispos medievales, como Gelmírez, que se mandó esculpir una empanada de Lamprea el las ménsulas de su palacio Compostelano.


Leave a Comment